Jardin botanique

Una ciudad natural

El patrimonio natural y protegido de la ciudad de Bayona acompaña sus visitas y mejora la vida cotidiana de sus habitantes.
Esta ciudad, con su sólida arquitectura y sus monumentos históricos, también ofrece numerosos espacios verdes accesibles para todos. Llanuras, parques, jardines, huertos y parques infantiles, ¡ la naturaleza en la ciudad es posible !

Jardins Bonnat et Cassin

 La llanura de Ansot, a las puertas de la ciudad de Bayona, este espacio natural único, de unas 100 hectáreas, es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza.
Más información

Parques, plazas y jardines, espacios a los que visitantes y habitantes dan vida. En las afueras de la ciudad, disfrute de las plantas y flores de temporada y de los miles de árboles que han echado raíces a lo largo de los caminos de la ciudad durante todo el año.
Más información

Huertos compartidos, pueden encontrarse en varios barrios de la ciudad, especialmente en Saint-Esprit y Sainte-Croix. Estos espacios compartidos, creados para conservar la biodiversidad en el entorno urbano y fomentar prácticas respetuosas con el medio ambiente, permiten a los residentes cultivar alimentos de forma colectiva.

 

Una ciudad limpia

¡ Gracias a los servicios de limpieza de la Comunidad del País Vasco, sus residuos son recogidos y tratados! Existe un calendario disponible durante todo el año para saber cuándo se recogen los residuos en el centro de Bayona. Por supuesto, también puede utilizar los contenedores previstos para ello en los alrededores de su barrio.
Más información

Junto con el ayuntamiento y sus distintos departamentos, trabajamos para mantener la ciudad limpia, porque es responsabilidad de todos.

 

Animales en la ciudad

Para una ciudad sana y unos residentes/visitantes sanos, la ciudad lucha contra plagas como roedores e insectos dañinos.
La ciudad ha establecido una serie de medidas para mejorar la calidad de vida, como el control de plagas dos veces al año y un servicio de higiene.

En cuanto a los gatos callejeros, en colaboración con las asociaciones de protección de animales, la ciudad está comprometida a esterilizar con frecuencia a los gatos declarados en abandono.

En cuanto a las abejas, la ciudad las cuida. Siempre con la vista puesta en la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible, el objetivo de la ciudad es combatir la desaparición de las abejas.
Por ello, en las afueras de la ciudad se encuentran dos colmenas con fines educativos para comprender la importancia de su papel en nuestra sociedad y para nuestro medio ambiente.

Terminamos con los funcionarios municipales más originales, las cabras de Bayona. En las murallas, se encontrará con estas cabras enanas que desde hace más de diez años sustituyen a los cortacéspedes y otras máquinas a gasolina.

Más información

 
Aller en haut de page